martes, 20 de mayo de 2008

La pesca


Los flujos de agua del Océano Atlántico y los numerosos ríos que desenbocan en el Mar del Norte crea un óptimo clima para el desarrollo de microorganismos. Estas condiciones óptimas estimulan el desarrollo del plancton, que es la base alimentaria de muchas especies como crustáceos, moluscos y pequeños peces, que a la vez, son el alimento de otros peces y mamíferos de mayor tamaño.

Por consiguiente la Mar del Norte constituye un dominio rico y tiene una gran variedad muy importante de especies. La pesca en la Mar del Norte representa un 5% del total de las capturas totales en todo el mundo. Las actividades de pesca varían fuertemente según los diferentes países que rodean el Mar del Norte.

El país con una pesca mas intensiva en el Mar del Norte es Dinamarca con un 45% de las capturas totales en este mar. Los países que les siguen son Noruega con un 22%, Reino Unido con un 12% y los Países Bajos con un 7%. El país con una menor pesca es Bélgica con tan solo un 1%. Las principales especies que se capturan son el arenque, la caballa, "la plie" y "l'églefin".

La pesca ejerce un impacto ambiental muy considerable sobre todas las cosas del ecosistema. En la superficie del fondo, los biomas desaparecen, las especies son sobre explotadas, los peces pequeños que no pasan la talla legal para su pesca son devueltas al mar, pero son capturados por depredadores que siguen a los barcos de pesca como las algunas aves y algunos mamíferos.

Para evitar la extinción de especies se debe elaborar a nivel europeo mesuras destinadas a proteger las especies contra la sobre pesca y así se puedan volver a desarrollar. Se debería racionalizar las cuotas fijas de cantidades de peces pescados a todos los países europeos.

Fuente: Elaboración propia, traducida de la web www.mumm.ac.be/FR/NorthSea/fishing.php